CADENAS

El coronavirus también golpea a las franquicias

Aunque este segmento se caracterice por crecer en contextos adversos, la singularidad del escenario de la pandemia por el Covid-19 le provocó un gran impacto económico. En esta nota, especialistas en franquicias brindan todos los detalles del panorama actual.

Se sabe que la pandemia por Covid-19 está impactando de manera negativa y significativa a la gran mayoría de las actividades. Y el mundo de las franquicias no es la excepción. Si bien se trata de un modelo que suele crecer en contextos de crisis, lo cierto es que estamos frente a un escenario desconocido y desconcertante, y probablemente ante un nuevo paradigma de negocios.

Para abordar la situación de este sector en particular, consultamos a dos de sus referentes, quienes explicaron los detalles del momento por el que se atraviesa y las demandas para sostener la actividad.

CUADRO DE SITUACIÓN.

En primer lugar, es necesario mencionar que, de acuerdo a la última investigación realizada por el Estudio Canudas –a principios de año–, existen en Argentina 1.045 redes de franquicias y más de 32 mil puntos de ventas. De ellas, el 38% pertenecen al rubro gastronómico, en todos sus formatos.

Consultado sobre el cuadro de situación actual de los negocios, Carlos Canudas, socio del Estudio Canudas y uno de los directores de la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), le detalló a HORECA & Negocios: “Debemos diferenciar las franquicias gastronómicas de las hoteleras, ya que estas últimas no están operando. No obstante, algunos hoteles pudieron compensar sus pérdidas con la contratación por parte del Gobierno para albergar a las personas provenientes del exterior para que cumplan con su cuarentena. En cuanto a las gastronómicas, en principio se vieron medianamente favorecidas por ser una de las actividades que cubren las necesidades esenciales, al igual que las farmacias. Pero solo pudieron trabajar con la modalidad de delivery, ya que ni siquiera estuvo permitido el take away o pick up. Y también hay que distinguir dentro de las franquicias gastronómicas a las que ya realizaban entregas a domicilio como una actividad normal (pizzerías, locales de empanadas, heladerías, sushi, etc.), que están operando –mayormente por la noche–, de las que no lo hacen (restaurantes, fast food, cervecerías, pubs, cafeterías, etc.) y que casi en un 100% estuvieron cerradas hasta que pudieron hacer entregas a domicilio, con personal muy reducido”.

Gisele Interlichia, presidenta de la Cámara Argentina de Franquiciados (CAF), añadió: “Cada semana tiene sus variaciones, con un incremento de aperturas lento y paulatino de subrubros, a medida que el Gobierno flexibiliza las actividades exceptuadas. Muchos locales están trabajando con take away, delivery y venta online. Asimismo, una gran cantidad de franquiciantes realizó acuerdos con empresas de reparto, como Pedidos Ya o Rappi, y se volcaron al uso de Instagram y promociones”.

Franquicias

EL IMPACTO.

"El impacto de la pandemia fue como un baldazo de agua fría, sobre todo porque las expectativas del año eran buenas. Veníamos muy golpeados por un segundo semestre de 2019 de incertidumbre, entre las PASO, las elecciones, la falta de un plan económico, las devaluaciones… Aunque de manera tenue, la tendencia había comenzado a revertirse desde el 1˚ de enero. Pero las franquicias están inmersas en el mundo de los negocios y, aunque están más protegidas por las conocidas ventajas del sistema, sufren las mismas condiciones”, expresó Canudas. Y prosiguió: Las franquicias en las que el delivery ya era habitual pudieron mantener o incluso aumentar sus ventas, aunque se vieron afectadas por la nula venta en sus locales por expresa instrucción del Gobierno. En cambio, para las que no estaban preparadas para la entrega de comida a domicilio, la baja en las ventas significó porcentajes mayores al 90%. A lo largo de la cuarentena muchas se fueron adaptando al sistema de delivery, tratando de ‘hacer caja’, recurriendo a las apps como Pedidos Ya, Rappi, Glovo o Uber Eats. Pero esto implicó costos adicionales como resolver el packaging, la publicidad en las redes sociales o la misma comisión por la utilización de las apps, que muchas veces iguala al porcentaje de rentabilidad del producto”.

Interlichia admitió que las medidas que toma el Gobierno sirven para mejorar las condiciones, pero advirtió que “todo tiene un proceso”. En ese sentido, indicó que el último relevamiento de la Cámara arrojó que la mayoría de los franquiciados optaron por pagar los sueldos de los empleados antes que el alquiler del mes de abril. el último relevamiento de la Cámara arrojó que la mayoría de los franquiciados optaron por pagar los sueldos de los empleados antes que el alquiler del mes de abril.

"Desde la CAF estamos solicitando a Guillermo Merediz, secretario nacional de las PyMEs y los Emprendedores, medidas que permitan mantener los puntos de venta franquiciados y el empleo. Le informamos que es imprescindible y urgente, de inmediata consideración, la adopción de las medidas propuestas y todas las que resulten necesarias para preservar a las PyMES formalmente constituidas y el empleo registrado, así como el nivel de actividad que se pueda mantener”, puntualizó Interlichia. Y mencionó que, de acuerdo a los relevamientos realizados por la CAF a nivel nacional, “se necesita con urgencia acceso a créditos a tasa cero, postergar el pago de impuestos y cargas patronales, y prorrogar aumentos y desalojos de los alquileres comerciales por el plazo de 12 meses. Como entidad que representa a los más de 20 mil franquiciados en todo el país, estamos trabajando junto con otras 52 entidades solicitando mejoras para los comerciantes damnificados”.

Por su parte, desde la AAMF se realizan foros por sector de actividad, siendo el gastronómico el de mayor cantidad de asistentes. “Se discutieron temas relacionados a negociación de alquileres, adecuación de la nómina a los tiempos que corren, las comisiones de las apps de delivery, asuntos legales, protocolos de seguridad y cuestiones de contingencias futuras, entre otros”, comentó Canudas.

En tanto, los planes de crecimiento de las empresas respecto a cantidad de aperturas se vieron sustancialmente afectados; desde contratos de franquicias ya firmados que tuvieron que detener sus obras hasta anuncios de franquiciados que, ante esta situación, optaron por bajarse del sistema, por diversos motivos.

Franquicias

MIRADA HACIA ADELANTE.

En cuanto a las perspectivas del segmento, Canudas afirmó que “sin dudas las franquicias están mejor preparadas para afrontar cualquier tipo de crisis que un negocio independiente. Las ventajas que tiene el sistema (marca conocida, productos aprobados por el público, economía de escala, estandarización, marketing compartido, etc.) minimizan los riesgos de una operación comercial. Esto no quiere decir que a las franquicias no las haya afectado, pero tienen otra espalda. Y no me refiero solamente al respaldo económico, sino al apoyo del franquiciante, a la rápida reinvención e innovación y al posicionamiento marcario, entre otros aspectos”.

Puntualmente sobre la relación franquiciante-franquiciado, comentó que en todas las cadenas las condiciones fueron flexibilizadas, tales como la cancelación, reducción o postergación de regalías. Además, se brinda apoyo en la negociación de alquileres, obtención de créditos blandos y adecuación de la nómina a las nuevas condiciones y, por sobre todo, “mucha contención a través de comunicación constante para mantener el ánimo de la red, un factor de gran importancia en estos momentos”.

Asimismo, sentenció que “para volver a las ventas de febrero (base cero) se tardará por lo menos un año. Con este escenario, las franquicias están adaptando sus modelos de negocios en todos sus aspectos. En el corto plazo –es decir, saliendo de la cuarentena–, habría que plantearse escenarios pesimistas, realistas y optimistas para adecuar los gastos variables y fijos a las ventas proyectadas en esos escenarios. La digitalización, el delivery y la omnicanalidad son conceptos que llegaron para quedarse. También habrá que pensar en estructuras más pequeñas y mucho más flexibles”.

Por su parte, la presidenta de la CAF indicó que “se está viviendo un cambio paradigmático; un suceso impredecible e inimaginable. Se deben dar pasos pensando en las secuelas que nos dejará el Covid-19. Hay que implementar ideas en materia de innovación, seguridad e higiene, tanto para el personal como para los clientes. La mayoría de los franquiciados tienen continuo contacto con los franquiciantes, quienes son los que deben tomar las mejores decisiones para la cadena” “se está viviendo un cambio paradigmático; un suceso impredecible e inimaginable. Se deben dar pasos pensando en las secuelas que nos dejará el Covid-19. Hay que implementar ideas en materia de innovación, seguridad e higiene, tanto para el personal como para los clientes. La mayoría de los franquiciados tienen continuo contacto con los franquiciantes, quienes son los que deben tomar las mejores decisiones para la cadena”. Y concluyó: “Entendemos, la angustia y desesperación de la sociedad, pero es cierto que toda crisis es una oportunidad. Es una oportunidad de cambio, de evolución e innovación, y de cada uno depende adaptarse al nuevo escenario no solo para sobrevivir, sino para tener un mayor crecimiento futuro.”

DATOS DE LA AAMF
La Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), junto con las cámaras de franquicias de Córdoba, Mendoza y San Juan, realizó un estudio entre las principales cadenas de franquicias y comercios minoristas de todo el país, del cual se desprenden, entre otros, los siguientes datos:
-El 50% tuvo que tomar deuda para pagar salarios de marzo, y el 92% requerirá endeudarse para poder pagar los de abril.
-El 92% dice no tener el apoyo necesario de los bancos para hacer frente a esta situación.
-En cuanto a las medidas adoptadas para afrontar los gastos frente a la falta de ventas, el 6% adelantó vacaciones, el 12% aplicó algún tipo de rebaja salarial, el 6% aplicó suspensiones y el 2% realizó despidos.

BONIFICACIÓN DE ROYALTIES EN ESPAÑA
Ante la crítica situación por la que también atraviesa España debido a la pandemia, algunas de las grandes cadenas gastronómicas del país tomaron la iniciativa de bonificar sus royalties a los franquiciados. Tal es el caso de Barra de Pintxos, que bonificó el 100% de marzo y abril, mientras también está en tratativas con sus proveedores para aplazar pagos, gestiona líneas de créditos con entidades bancarias y renegocia alquileres. La Tagliatella también bonificó el 100% del royalty en marzo y abril a sus franquiciados en España, donde cuenta con más de 170 locales. De acuerdo a la consultora española Tormo Franquicias, este año las franquicias gastronómicas de ese país perderán € 1.320 millones de facturación.

Postea en tu Facebook

notas de tapa