VERANO

El turismo interno dio señales de reactivación y da cuenta del cambio de expectativa

Con la temporada de estival casi consumada, los informes preliminares advierten que no sólo se incrementó la cantidad de argentinos veraneando por el país, sino además se determinó que el gasto turístico creció respecto a 2019.

Aun antes de que el Gobierno reglamentase el impuesto PAIS por el que se grava con el 30% las compras de dólar para atesoramiento, las operaciones en moneda extranjera, el cambio de divisas para la adquisición de bienes y servicios en el exterior y la compra de pasajes, entre otros rubros, desde el estrato público y privado vaticinaban una exitosa temporada de verano.

En este marco, y con el período estival casi consumado, los informes preliminares les dan la razón; y advierten que no sólo se incrementó el número de argentinos veraneando por el país (sería del 25% respecto al año pasado), sino que además se determinó que el gasto turístico creció respecto a 2019.

Asimismo, tanto los datos oficiales como las cifras desde las cámaras empresariales coincidieron en que el fin de semana largo de Carnaval fue la frutilla del postre para un verano a puro record.

“El turismo interno comenzó a recuperar su actividad y registró elevados niveles de ocupación hotelera que dan cuenta de un crecimiento interanual en todas las plazas”, dijo Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, quien agregó: “Tras años muy difíciles para todos, creemos que esta gran temporada refleja los primeros indicios de que la economía empezó a encenderse”.

A su turno, Aldo Elías, titular de la CAT, detalló que, en base a los datos de casi 70 destinos y regiones turísticas de todo el país, se resolvió que la ocupación promedio para este período de vacaciones de verano fue del 76,4%, con un gran desempeño de la Costa Atlántica y de los principales destinos de las distintas regiones del país.

En referencia a los precios, el dirigente destacó que se mantuvieron por debajo de la inflación, lo cual tuvo una favorable recepción por parte de los turistas que colmaron los centros vacacionales.

UN CIERRE MULTITUDINARIO.

El feriado “extra large” de Carnaval dejó un balance positivo si se tiene en cuenta el contexto recesivo por el que atraviesa la Argentina. De acuerdo con el informe de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), viajaron en esta oportunidad 3,6% más turistas que en la misma festividad del año pasado (alrededor de 2,25 millones de argentinos), quienes desembolsaron, a precios constantes, casi 2% más respecto de los carnavales de 2019: unos $ 18.038 millones.

El próximo fin de semana extra largo será en la cuarta semana de marzo, en ocasión del Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, que se conmemora cada 24 de marzo y este año cae un día martes. El lunes 23 fue declarado feriado puente, uno de los tres programados por el Gobierno para 2020 y que están orientados a promover la actividad turística.

Postea en tu Facebook

notas de tapa