coronavirus en argentina

Las pymes de la avenida Corrientes reclaman medidas

Los comerciantes pymes de la calle Corrientes, peatonal Lavalle y el Microcentro de la Ciudad de Buenos Aires iniciaron gestiones con los Gobiernos porteño y nacional, solicitando medidas para paliar la recesión económica que genera el aislamiento social obligatorio.

“Necesitamos que nos ayuden, visibilizar la situación en la que nos encontramos. Nuestros locales están cerrados y no sabemos cómo hacer frente a esta depresión económica. Por supuesto respetamos y adherimos al aislamiento social, pero nos está afectando de manera inédita”, explicó Gustavo Luraschi, presidente de la Asociación de Amigos de Avenida Corrientes, Peatonal Lavalle y Centro, en representación de los comerciantes y pymes de esta zona.

Asimismo, el directivo aclaró que “esta zona tiene sus particularidades. Así como trabajamos bien en épocas de bonanza, ante una situación de aislamiento somos los más golpeados. Desde que comenzó la cuarentena hasta mediados de abril abrieron sus puertas solo el 5% de los negocios. Además, a los locales gastronómicos el delivery no les aporta mucho porque no hay gente que viva en esta zona. Solamente algunas pizzerías están tomando pedidos (ver apartado “UN ÍCONO PORTEÑO”).

Consultado por las proyecciones que hacen con respecto a la reactivación de la actividad, Luraschi expresó: “Vamos a hacer los últimos en empezar a recuperarnos porque trabajamos con los oficinistas que hoy hacen home office, los empleados públicos que ya sabemos que van a ser los últimos en retomar la actividad; al igual que el turismo y los teatros. Hay que recordar también que en marzo se cumplió un año de la reapertura de la calle Corrientes luego de los trabajos de peatonalización. A partir de noviembre de 2017 tuvimos un año y medio de obras que impactó en los negocios. 2018 estuvo perdido, en 2019 trabajamos bien y ahora atravesamos esta situación sanitaria”.

Gustavo Luraschi.
Gustavo Luraschi.
Gustavo Luraschi.

LOS PEDIDOS.

Algunas de las medidas que la Asociación le solicitó al gobierno de la Ciudad fueron:

  • No cobro por el término de seis meses de Ingresos Brutos a todo el sector.
  • No cobro por el término de seis meses de ABL a todo el sector.
  • Devolución inmediata de los saldos a favor de Ingresos Brutos a todo el sector.
  • Crédito a tasa 0 por el total de la nómina salarial de cada una de las empresas del sector, otorgado por el Banco Ciudad.
  • Analizar medidas para flexibilizar y priorizar la circulación poscuarentena en los centros comerciales a cielo abierto de bajo nivel de contagio.

Mientras que al gobierno nacional se le solicitó:

  • Financiación a tasa 0% de los salarios declarados en el formulario 931 ingresado en la AFIP por el término que dure la crisis.
  • Financiamiento de deuda de pagos de suministros a tasa 0.
  • Otorgamiento y ampliación de programa Repro en forma directa y de fácil acceso para todo el sector por el tiempo que dure la crisis.
  • Excepción de aportes y contribuciones patronales.
  • Habilitar los procedimientos preventivos de crisis.

“Hablamos de forma directa con funcionarios de ambas esferas pero sabemos que los tiempos de los políticos no son los mismos que los de los negocios. Creemos que los créditos a tasas 0 y la ampliación del Repro son dos medidas que efectivamente nos van a ayudar. Pero seguiremos pidiendo medidas al sector público; sobre todo a la AFIP, que sigue reclamando pagos como si no estuviésemos en una situación sanitaria y de crisis económica”, agregó Luraschi.

UN ÍCONO PORTEÑO.

Declaradas “Patrimonio Cultural de la Ciudad” por su aporte a la gastronomía porteña, las pizzerías hoy sufren el efecto económico de la cuarentena. Las que se ubican en el Microcentro porteño estaban habituadas a tener los locales llenos, largas filas y un movimiento constante en sus salones. Durante el día atendían la demanda de los oficinistas de la zona y por la noche eran el complemento ideal de los teatros y las actividades culturales. Por eso hoy es tan notoria la caída de la actividad.

En el caso de Las Cuartetas, cerró las puertas por un mes y retomó la actividad el 16 abril con el formato de delivery. Güerrín, que nunca había dejado de trabajar desde 1932, cesó su actividad completamente; y la sucursal de Banchero de Corrientes y Talcahuano, vende pizzas para llevar de 11 a 22.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Gracias por el aguante. Vos #quedateen casa , nosotros te la acercamos. Las plataformas estaran activas a partir del 20/3.

Una publicación compartida de Pizzería Las Cuartetas (@lascuartetaspizza) el

Temas relacionados

Postea en tu Facebook

notas de tapa