PRESIÓN FISCAL

Rechazo al aumento de impuestos en la Provincia de Buenos Aires

La Cámara de Turismo de la Provincia de Buenos Aires (Catur) y la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) se expresaron en desacuerdo con los incrementos previstos en el proyecto impositivo impulsado por el Ejecutivo bonaerense.

La Catur y la AHT indicaron que la flamante ley impositiva provincial representa una amenaza en cuanto a la competitividad de los hoteles. Al mismo tiempo, recordaron que los empresarios hoteleros vienen afrontando reiterados aumentos en los impuestos provinciales y municipales que –junto a los incrementos en las tarifas de luz y gas– no han hecho más que perjudicar la sostenibilidad de las empresas y con ello el empleo formal de las economías regionales.

“En nombre de la comunidad turística privada provincial, la Catur rechaza enérgicamente la suba que, en algunos casos, llegará al 75%”, señaló la entidad a través de un comunicado. Al respecto, el titular de la Cámara, Gustavo Hani, agregó que el desafío que enfrentan las pymes del sector es mejorar la rentabilidad, por lo cual debe haber un tratamiento especial para la actividad, en lugar de profundizar la presión fiscal.

Por su parte, la AHT comunicó que el proyecto “representa una amenaza a la competitividad de los hoteles”. La Asociación argumentó que el incremento de hasta el 75% sobre los valores actuales se suma a actualizaciones ya practicadas desde 2018, “lo que generaría un incremento acumulado del 220% al 260%”.

En este orden, el presidente de la AHT, Roberto Amengual, manifestó: "El sector hotelero y turístico vuelve a requerir la incorporación de regímenes de estímulo iguales a los establecidos en otras ramas industriales”.

Asimismo, aclaró que el sistema impositivo actual contempla para el impuesto inmobiliario tasas progresivas y crecientes en función de la valuación fiscal, tomando como base de cálculo la ubicación del inmueble, el tipo de construcción y los metros cuadrados, sin diferenciarse el uso o destino de la propiedad; esto castiga la inversión privada, presionando hacia la “no calidad” y fomentando la competencia desleal.

Para terminar, desde la gremial hotelera se pusieron a disposición para trabajar en conjunto con el sector público en propuestas y medidas para la mejora en el desarrollo de la actividad turística, entendiendo que la manera de incrementarla y generar empleo para los bonaerenses es fortaleciendo la sinergia del trabajo público-privado.

Postea en tu Facebook

notas de tapa