GASTRONOMÍA EN CRISIS

Trabajadores de Rodizio reclaman el pago de sus salarios

Trabajadores de Rodizio Costanera se manifestaron para reclamar el pago de sus salarios, que no reciben desde marzo.

El viernes 29 de mayo, cerca de 60 trabajadores de Rodizio Costanera se manifestaron en la puerta del restaurante en Costanera Norte para reclamar por el pago de sus salarios, que no reciben desde marzo.

Los manifestantes declararon que “no tienen respuesta de los dueños” y que “sólo cobraron en abril la ayuda del Gobierno Nacional, que fue de $23 mil”. Además, agregaron que tienen “una gran incertidumbre sobre sus puestos de trabajo porque la concesión del predio, que pertenece al Gobierno de la Ciudad, vence en agosto”.

A partir de la protesta lograron una audiencia el lunes 1° de junio con los dueños del establecimiento en el Ministerio de Trabajo; en la que estos últimos alegaron que no tienen capital ni acceso a crédito para afrontar la deuda salarial.

Trabajadores de Rodizio reclaman el pago de sus salarios
Los trabajadores se manifestaron frente a la puerta del restaurante.
Los trabajadores se manifestaron frente a la puerta del restaurante.

RODIZIO: AÑOS DE CRISIS.

Este restaurante porteño con más de 20 años de trayectoria tuvo su primer gran cimbronazo en 2016, cuando sus socios decidieron separarse y operar Rodizio Costanera y Rodizio Puerto Madero como dos restaurantes independientes, sin ninguna vinculación comercial y económica. Esto llevó al primero de ellos a una importante reestructuración para enfrentar deudas laborales, comerciales y fiscales.

Así fue como en mayo de 2018, Rodizio Costanera ingresó en cesación de pagos y en febrero de 2019 entró en concurso de acreedores. De acuerdo a información suministrada por el Banco Central, Maillol S.A. (sociedad que explota comercialmente Rodizio Costanera), contabilizaba hasta septiembre de 2018 unos 355 cheques rechazados, por un valor de casi $7.800.000 y una cuenta embargada en el Supervielle. Además, su complicada situación financiera lo llevó a discontinuar los pagos de aportes patronales a la AFIP desde enero 2018.

Por tal motivo, el año pasado Maillol decidió tramitar su concurso en el Juzgado Comercial Nº 31 para poder sanear sus deudas y seguir operando.

Postea en tu Facebook

notas de tapa