EMPRESAS EN CRISIS

Cae la Ley de Emergencia y la ayuda estatal aún no llega

En reemplazo de la Ley de Emergencia llegaría un proyecto de ley, que traería alivio al sector pero que aún es un borrador.

En los últimos días, los empresarios hoteleros y gastronómicos han intensificado su pedido de que se sancione la Ley de Emergencia Turística en el Congreso. De hecho, existen más de 20 proyectos deambulando en Diputados y el Senado (impulsados desde distintas provincias) para que se declare la norma. Sin embargo, la respuesta a este reclamo desde el sector público fue un proyecto de ley denominado “Plan de Auxilio, Capacitación, Infraestructura y Promoción del Turismo Nacional”.

El borrador, cuya letra chica está siendo analizada por una minoría de las gremiales empresariales turísticas, contempla la creación de un “Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo de Turismo Nacional”, que consistirá en la obtención de un “Salario Complementario”, abonado por el Estado, para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado.

A lo que se suma un “Programa de Crédito a Tasa Cero para Prestadores Turísticos”, para que empresas, monotributistas y autónomos puedan adquirir equipamiento de seguridad sanitaria relacionada al Covid-19, lograr el sostenimiento de la actividad y pagar servicios públicos.

Para debatir este proyecto, el Comité de Crisis de CAT se reunió con el ministro de Turismo, Matías Lammens, al que le presentó los ejes que debería incluir la norma: el documento debe comprender a todas las empresas sin distinción de su tamaño, confirmar el programa ATP hasta que dure la emergencia y acelerar los beneficios impositivos para las pymes del sector. De todos modos, el encuentro tuvo un sabor agridulce porque no pudieron acceder al borrador.

DOCUMENTO CAT (1).pdf

AYUDA ESTATAL EN VERSIÓN PACIT.

Con relación al anunciado del programa Pacit, uno de sus apartados que avanza es el de la asistencia para monotributistas y autónomos de turismo. Desde la cartera que conduce Matías Lammens confirmaron que duplicarán el fondo de Aptur: el beneficio gubernamental rondará los $ 200 millones y asistirá a monotributistas y autónomos del sector. Contemplará un pago de $ 50 mil a cada beneficiario, dividido en dos partes: primero $ 30 mil, y el resto luego de que los inscriptos cumplan con la capacitación obligatoria sobre los nuevos protocolos de Covid-19 para la industria turística.

Por otra parte y ante la consulta por la porción de Pacit que funcionará para auxiliar a las pymes –unos US$ 3 millones–, desde el MinTurDep comentaron que “en los próximos días habrá resoluciones y se abrirán las convocatorias”.

Mientras que sobre el Plan 50 Destinos afirmaron que en julio rubricarán más de 14 acuerdos con las provincias, para que realicen “obras de infraestructura turística que apunten a dinamizar la actividad con mejoras que fortalezcan la oferta turística y fomenten la competitividad sectorial".

AYUDA ESTATAL EN CABA.

En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno porteño comenzó a lanzar una serie de medidas que ayuden a paliar la difícil situación del sector.

Una de ellas es que la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP) devolverá a los establecimientos hoteleros, gastronómicos y confiteros, los saldos a favor que se encuentren en el Sistema de Recaudación y Control de Acreditaciones Bancarias (Sircreb).

A su vez, lanzó un proyecto que debe pasar por la Legislatura de la Ciudad para condonar el ABL durante junio y julio próximo, a unos 110 mil comercios no esenciales, entre los que se incluyen bares, restaurantes y hoteles, entre otros.

Por otra parte, el Gobierno porteño impulsará una nueva línea de créditos accesibles a través del Banco Ciudad, destinada a la recomposición del capital de trabajo para los comercios con actividad no esencial.

Embed

CAME IMPULSA LA MORATORIA UNIVERSAL.

Legisladores del Frente de Todos están trabajando sobre un proyecto de moratoria universal con la premisa de que se trate en el Congreso Nacional en el corto plazo. En tal sentido, CAME destacó la necesidad de que se consiga una rápida aprobación.

Cabe destacar que la nueva norma será para todo el sector privado, y abarcará a casi todos los impuestos, incluirá las deudas vencidas al 31 de mayo y tendrá vigencia hasta agosto. “La ampliación de la moratoria para deudas acumuladas es clave en este contexto para llevar un poco de alivio a las pymes y fortalecer la producción. Esperamos su pronto y ágil tratamiento en el Congreso ”, remarcó el presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán.

Postea en tu Facebook

notas de tapa