CIRCULACIÓN NOCTURNA

Ciudad: controles y clausuras en los polos gastronómicos

El Gobierno de la Ciudad reforzó los controles en los polos gastronómicos y clausuró tres locales por no cumplir con la restricción horaria.

La Ciudad de Buenos Aires tuvo su primer fin de semana con restricciones horaria para las actividades comerciales, entre las 1 am y las 6 am. Los locales gastronómicos estuvieron en el foco de los controles y tres establecimietnos de Palermo terminaron clausurados.

Los operativos se llevaron a cabo en 76 zonas gastronómicas y espacios verdes, desde las 6 pm del sábado hasta la 1 am del domingo. El objetivo fue controlar el cumplimiento de los protocolos en los locales gastronómicos, ante la suba de contagios de coronavirus en las últimas semanas.

Desde las 20, en los locales gastronómicos se controló que los clientes solo consuman en las mesas, que no haya take away de alcohol y que los comercios cierren a la 1 am. Asimismo, en las plazas se verificó que no haya aglomeración, que se cumpla el distanciamiento social y que se utilice el barbijo. También se controló que los vecinos no armen estructuras o instalen equipos de sonido para posibles encuentros sociales.

Los operativos los realizaron agentes de Prevención del Delito, bomberos, Defensa Civil, agentes comunales, inspectores de espacio público y agentes de la Administración Gubernamental de Control.

De hecho, patrulleros y motos con efectivos policiales recorrieron las zonas gastronómicas a partir de las cero horas. Personal de la Policía y de la Agencia Gubernamental de Control advirtieron a los encargados de los locales que a la 1 am debían cerrar los locales, de lo contrario el negocio sería clausurado.

En el caso de la plaza Julio Cortázar, en Palermo, una camioneta de los bomberos advertía a los clientes por megáfono: "En los próximos diez minutos se estarán cerrando los locales".

Embed

Gastronómicos contra las restricciones de la Ciudad

Cabe recordar que antes de esta nueva restricción horaria en la Ciudad, los locales gastronómicos podían permanecer abiertos hasta las 3 am. Por tal motivo los empresarios hicieron sentir sus reclamos ante la restricción horaria que limita la actividad gastronómica.

Dada esta nueva norma, muchos restaurantes decidieron no tomar reservas ni aceptaron nuevos comensales luego de las 11 pm.

Ariel Amoroso, presidente de Ahrcc, fue uno de los dirigentes que bregó para que la restricción a la actividad comience luego de la medianoche; para que no se restrinja el servicio nocturno que representa el 50% de lo que facturan los locales actualmente.

Por su parte, el empresario gastronómico Marcelo Boer fue el vocero del segmento de bares, que se ven muy perjudicados por la restricción horaria. “Para los bares esta medida es mortal. La gente va a un bar desde la medianoche en adelante. Estos locales están perdiendo horas de facturación”, explicó.

A la vez, el grupo empresario que impulsó la campaña en redes sociales “No más Sillas al Revés” en 2020, comenzó el año con la campaña “La Gastronomía no contagia”, reclamando que no se castigue al sector ante la suba de contagios.

notas de tapa