PRESIÓN TRIBUTARIA

Ciudad: impuesto a los consumos con tarjeta de crédito

En Ciudad de Buenos Aires se comenzó a aplicar el recargo del 1,2% para los consumos con tarjetas de crédito. Según CAME desalienta las compras.

Los consumos con tarjeta de crédito en Ciudad de Buenos Aires pagan a partir de enero una nueva alícuota de 1,2%, un impuesto de sellos a las tarjetas de crédito. Son alcanzadas las tarjetas de crédito bancarias, con las que se hagan consumos en pesos y en dólares, y que estén registradas en Ciudad de Buenos Aires, sin importar si el titular reside en otra jurisdicción.

Este nuevo gravamen fue incluido en el Presupuesto 2021 del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que tuvo un recorte de $32.300 millones en obras públicas, revisión de contratos y la aplicación de nuevos impuestos, como el de la tarjeta de crédito. Según explicó el Gobierno porteño “se trata de un programa de ajuste transitorio a causa de la quita del 1,18% de coparticipación que definió por decreto el Poder Ejecutivo Nacional y que alcanzaría los $ 52.000 millones”.

Rechazo al impuesto al consumo con tarjeta de crédito

El Gobierno porteño busca recaudar $7.700 millones con este impuesto. Y la medida despertó el rechazo de las cámaras empresarias que representan a las pequeñas y medianas empresa porque desalienta el consumo, que ya viene en caída.

El presidente de CAME, Gerardo Díaz Beltrán, expresó su “enfático rechazo” al nuevo tributo. “Es insólito, porque quieren estimular la economía agobiando al que la pone en marcha; en lugar de generar más incentivos para movilizar las ventas y la actividad productiva, le pegan al cliente. Lo que generará es mayor informalidad en las ventas y atentará contra la bancarización”, agregó.

Embed

Cabe recordar que en diciembre las ventas minoristas pyme cayeron 8% anual, respecto del mismo mes de 2019. El declive en los ingresos reales de las familias, la explosión de la venta informal y la escasez de mercadería impactaron en la demanda del mes, según detalló un informe de la Confederación.

Asimismo, 2020 finalizó con una caída de las ventas minoristas del 21,4%. En todo el país cerraron 90.700 locales, 41.200 pymes y quedaron afectados 185.300 trabajadores. En el promedio país, cerraron nueve locales por cuadra.

Embed

notas de tapa