LEY DE REACTIVACIÓN TURÍSTICA

Se abre la grieta entre Fehgra y CAT

Mientras la CAT y el Ministerio de Turismo consensuaron los ejes que debe incluir la ley de reactivación turística, Fehgra abrió la grieta e insistió en la necesidad de la Ley de Emergencia Nacional.

Tras una semana plagada de reclamos a nivel nacional exhortando por una ley de Emergencia Turística, Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, convocó el 15 de julio al sector privado a que intervenga en la confección del proyecto de ley “Plan de Auxilio, Capacitación, Infraestructura y Promoción del Turismo Nacional”.

La apertura al diálogo permitió que el Comité de Crisis de CAT y el MinTurDep debatan la letra chica del proyecto de ley de reactivación turística que “craneó” el Ejecutivo. El mismo Lammens se comprometió a que el documento contemplará varios de los puntos planteados por CAT. Aunque la ley consensuada no se aprobará bajo el término de Emergencia.

Entre los puntos convenidos sobresale que los paliativos alcanzarían a todas las empresas independientemente de su tamaño; la norma tendría vigencia por un año; y se incorporarían beneficios fiscales respecto al régimen de IVA e Impuesto a las Ganancias.

Asimismo, uno de los compromisos asumidos por el ministro Lammens (pero que no estará redactado en la ley), tiene que ver con la vigencia de los ATP, que se extenderían hasta diciembre.

Luego del encuentro, el presidente de la CAT, Aldo Elías, expresó: “Se trata de una iniciativa audaz y muy generosa con el sector turístico nacional. Tenemos muy buenas expectativas en lograr que se apruebe ya que consideramos que será muy favorable para recomponer a la actividad”.

Embed

FEHGRA ABRIÓ LA GRIETA.

Sin embargo, a las pocas horas Fehgra lanzó un comunicado reclamando la Ley de Emergencia, “debido a la crisis extrema que atraviesa el sector hotelero y gastronómico”.

El poder Legislativo debe sancionar una ley que “incluya la asistencia del Estado en el pago de salarios sin distinción de cantidad de empleados, hasta tanto se retome la actividad normal y habitual; la eliminación de todas las contribuciones patronales por el mismo período; la reducción de las tarifas de los servicios públicos y el diferimiento de sus vencimientos; créditos a tasa cero y flexibles para capital de trabajo; y moratoria que incluya el pago de todas las deudas generadas hasta el momento de la reapertura, entre otras medidas”.

Mientras que, por otro lado, explicó su rechazo al proyecto del MinTurDep. “Fehgra comparte la necesidad de planificar medidas para la futura reactivación del sector, y considera que instrumentos como la preventa turística y el apoyo en la capacitación de los empleados contemplados en algún proyecto de ley son excelentes herramientas para encarar la recuperación de la actividad, pero que no resuelven los problemas actuales de la hotelería y la gastronomía argentina”. Y concluyó: “Sin Ley de Emergencia hoy, no hay mañana para la hotelería y la gastronomía”.

Embed

AHT CIERRA LA GRIETA.

Contrariamente a la Federación hotelera, a través de un comunicado la AHT valoró que el proyecto de ley oficial haya incorporado los ejes presentados por el Comité de Crisis de CAT. “Las incorporaciones al proyecto original están acorde a los puntos consensuados con la CAT. Con estos ejes el sector privado tiene un marco de previsibilidad para poder sobrellevar la desesperante crisis y esperar la etapa de recupero”, destacó Roberto Amengual, presidente de la Asociación.

Asimismo, entre los puntos destacados del proyecto, mencionó: “Celebramos que la duración de la ley propuesta sea de un año. En dicho proyecto, las medidas que se incorporarían como el ATP, la política de incentivos para el consumo y la política de reprogramaciones entre otras, brindan el sustento para que el sector turístico pueda afrontar la crisis hoy y empezar a pensar el día después”.

Además, remarcó: “Los hoteles de la AHT generan un quinto de los U$S 5.000 millones de divisas originadas por el turismo receptivo, por eso también celebramos la incorporación de los grandes establecimientos dentro de la ley”.

VIEJA INTERNA DE CAT.

La vieja interna en el seno de CAT de hoteleros vr. agentes de viajes volvió a salir a flote cuando Fehgra se rehusó a acompañar el proyecto de auxilio que propuso el Ministerio, tal como decidió la entidad madre. Por un lado, la Federación hotelera reafirmó su pedido de una Ley de Emergencia Nacional y, por otro, la Faevyt fue la primera entidad del sector privado en lanzar un comunicado apoyando el plan de auxilio del Ejecutivo.

Los colegas de CAT denunciaron que “Faevyt no avisó del documento previamente”, criticaron que “desestimó el pedido gremial de Emergencia” y acusaron que “se mostró como el único actor privado en apoyar al Gobierno”.

notas de tapa

Postea en tu Facebook