coronavirus en argentina

La pandemia será letal para el sector hotelero-gastronómico

Desde las gremiales empresariales ratificaron que, sin la posibilidad de generar ingresos o un plan de apoyo del Estado, se cortará la cadena de comercialización e inevitablemente comenzará la sangría de empresas.

En un contexto de caída de la demanda y ante el inminente corte en la cadena de pagos, gran parte de las pymes nacionales aseveran que afrontarán dificultades para el pago de los salarios de marzo, mientras que otras advierten que ni siquiera podrán mantenerse en pie.

Por su parte, desde la Casa Rosada continúan los relevamientos de la batería de medidas económicas, además del análisis de la instrumentación de subsidios para pagar parte de los salarios, otorgar líneas de crédito a tasas moderadas y exenciones en las contribuciones patronales, para así evitar los despidos.

“Las pérdidas económicas son incalculables por la dinámica del contexto”, adelantó Aldo Elías, presidente de la CAT, quien describió: “El costo más grande que afrontan las empresas del sector es la mano de obra, que supera el 40% de la facturación total y, en algunos casos, llega al 60%".

situacion econo.jpg

REALIDADES PREOCUPANTES.

"Aun antes de la cuarentena obligatoria y de la limitación para recibir a ciudadanos extranjeros no residentes en el país, estábamos alojando muy poco turismo”, aclaró Roberto Amengual, presidente de la AHT, quien afirmó que “sin la posibilidad de generar ingresos o medidas concretas de alivio es impracticable afrontar los pagos de impuestos, proveedores, servicios y salarios”.

En sintonía, Graciela Fresno, titular de la Fehgra, reconoció que el impacto del coronavirus es muy grande y conflictivo para el trabajo de la gastronomía pero, sobre todo, de la hotelería. “Ya se habían cancelado casi la totalidad de las estadías. Con el cierre de las fronteras no había reservas de extranjeros prácticamente en los hoteles y el turismo nacional fue cayendo de a poco. La situación en todo el país es gravísima", declaró, para enfatizar que la ocupación hotelera porteña se desplomó a cero.

Embed

Al respecto, Ariel Amoroso, presidente de la Ahrcc, aseguró que las reservas se cayeron totalmente y no aparece ninguna nueva. “Es una momento dramático. Sin ingresos, se cortó la cadena de pagos. Con esta incertidumbre y sin un plan de apoyo del Estado, no sé cómo se van a pagar los sueldos de los empleados", dijo, e informó que la caída en la gastronomía fue del 80%.

SIN MARGEN DE ERROR.

Los dirigentes gremiales indicaron que, si bien existen firmas internacionales que pueden tener una mayor espalda financiera para soportar dos o tres meses este escenario, coincidieron que “para la mayoría de las pymes nacionales es inviable mantenerse de pie sin la intervención del Gobierno”; al tiempo que ratificaron que “el impacto generado por el coronavirus está dejando a miles de empresas argentinas en un estado más que crítico”.

En efecto, la Fehgra denunció que el cese de las operaciones de los hoteles y establecimientos gastronómicos hace imposible sostener los más de 500 mil puestos de trabajo; así como recalcó: “No hay actividad en la calle y cientos de negocios van a enfrentar un problema de liquidez, lo que obligará a muchos de ellos a cerrar. Y, mientras nuestros ingresos se han reducido a cero, en pocos días esos cientos de hoteles, cabañas, hosterías, bares y restaurantes deberán cumplir con el pago de salarios y vencimientos de impuestos y servicios, y no lo van a poder afrontar”.

Embed

A su vez, la Federación comunicó que siguen con atención los anuncios hechos desde los diferentes ámbitos gubernamentales, pero lamentó que a la fecha no haya ninguna acción específica para la actividad.

“La falta de respuestas concretas a nuestro reclamo supondrá graves consecuencias para miles de familias, pérdidas de fuentes de empleo y quebranto financiero en uno de los sectores más importantes para la recuperación económica futura del país”, declaró Fresno.

A su turno, el titular de la AHT declaró: “Ante las gravísimas consecuencias económicas que estamos viviendo en el turismo por la emergencia sanitaria a causa del Covid-19, llamamos a las autoridades a implementar medidas urgentes para evitar el cierre definitivo de los establecimientos y la pérdida de más de 15 mil puestos de trabajo”; al tiempo que ratificó: “Más de 200 establecimientos han cerrado transitoriamente y se encuentran sin ingresos. Nos encontramos sin generación de flujo de caja que nos permita hacer frente a compromisos de todo tipo, siendo el más importante de ellos, los sueldos de nuestro personal”.

Foto Roberto AMengual.jpg
Roberto Amengual.
Roberto Amengual.

CERRADO HASTA NUEVO AVISO.

Tras las cancelaciones hoteleras del fin de semana XXL del 23 y 24 de marzo, sumado a la confirmación de que durante la Semana Santa tampoco habrá movimiento turístico, desde la AHT estiman que las cancelaciones rondan el 90%, lo que significa una pérdida de US$ 20 millones. “El sector trabaja hoy con niveles de ocupación en el orden del 5% o 10% a nivel nacional”, señalaron, para vaticinar: “Se prevé que baje a 0% en los próximos tres meses”, añadieron.

En sintonía, Amoroso calificó que “sin operar y sin ingresos, los empresarios no podemos pagar un 24% de interés para tener un préstamo que nos permita abonar sueldos, impuestos y alquileres”.

Por otra parte, el canal Horeca recibió un golpe de KO con la resolución del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación que determinó que los hoteles solo están habilitados para alojar a extranjeros no residentes en el país hasta el 31 de marzo, medida que se extendió -por el momento- hasta el 12 de abril inclusive.

Asimismo, el organismo dictaminó que “los hoteles no podrán tomar reservas y deberán reintegrar o reprogramar las reservas entre el 16 de marzo y el 12 de abril".

En limpio, los establecimientos hoteleros deberán devolver a los turistas usuarios toda suma de dinero que hubieren percibido en concepto de reserva por alojamientos a ser usufructuados durante dicho periodo.

“La medida es inviable. Los alojamientos están sin caja desde hace dos semanas”, simplificó Amengual, quien manifestó que es prematuro calcular la dimensión real de los posibles reembolsos, y aseveró: “En este contexto, las medidas económicas que siguen sin aparecer, ayudarán poco”.

NUEVO FRENTE DE BATALLA

“La economía puede levantarse, pero una vida no”, declaró Alberto Fernández, presidente de Argentina, para ratificar que la salud está por encima de la actividad económica.

Las gremiales empresariales, por su parte, se encolumnaron detrás del discurso oficial y aseveraron que “estamos a favor de cualquier iniciativa que sirva para detener la propagación del virus”.

Sin embargo, consultadas sobre la posibilidad de que se adelanten las vacaciones de invierno para la tercera y cuarta semana de abril -en virtud de una flexibilización parcial de la cuarentena-, los empresarios coincidieron en que no sería una buena medida.

“Es probable que se postergue aún más el plazo de inserción de la vuelta al trabajo de la industria turística”, comentaron, y criticaron: “De instrumentarse este proyecto nos sacarían el primer rescate que podría tener la actividad”.

Por último, exhortaron para que el Gobierno los convoque antes de tomar una decisión, dado que “una acción unilateral como ésa puede duplicar el número de las empresas que no sobrevivan a la pandemia”.

Dejá tu comentario