emergencia turística

Ley de emergencia: las gremiales van por la reglamentación

CAT prepara un texto para que la reglamentación de la ley de emergencia sea coordinada. El MinTur trabaja en la redacción pero consideraría las interpelaciones.

"En los próximos días se reglamentará la Ley de Emergencia para el turismo, sancionada recientemente para auxiliar a una de las actividades más castigadas por la pandemia”, declaró el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, quien afirmó que el Gobierno es “plenamente consciente de la crisis del sector”.

En sintonía aunque bajo siete llaves, desde la cartera que conduce Matías Lammens están trabajando en la letra chica de la reglamentación y –al cierre de esta edición– recibirían una “carpetazo” único con sugerencias, recomendaciones e inquietudes elaboradas por las diferentes entidades nucleadas en CAT.

Por caso y tras advertir que la reglamentación canalizará algunas medidas adicionales y complementarias que contribuyan a reducir todo lo posible el indiscutible daño económico en el sector, desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación adelantaron que en los próximos días se reunirán en la Casa Rosada para definir el documento; así como admitieron que luego se lo presentarán a la plana gremial empresarial. Sería el miércoles en un encuentro virtual.

Al respecto y si bien la sanción de la Ley de Emergencia y posterior numeración de la ley de Turismo –Nº 27.562– trajo tranquilidad al sector, desde la plana privada continúa el nerviosismo.

De hecho, CAT se muestra expectante por la publicación y reglamentación de la norma; así como sigue con recelo la jugada de los dirigentes de Juntos por el Cambio, quienes habían presentado una acción de amparo ante la Justicia –aún no se pronunció- para impugnar el procedimiento por el cual el martes 1º de septiembre se había renovado el protocolo de funcionamiento remoto. Sesión donde se aprobó la Ley de Emergencia para aliviar al sector.

Embed

CAT le marca la cancha a Matías Lammens

En este orden y en rigor de “poner a la industria competitiva”, desde el Comité de Crisis de CAT comentaron que insistirán en que se contemple un IVA diferenciado para la industria y así alivianar la presión impositiva; al tiempo que dejarán asentado que se reconsidere la implementación de la devolución del IVA en los gastos de los turistas nacionales.

Otro de los puntos que CAT le plantearía al ministro Matías Lammens tiene que ver con el artículo 5° de la ley 27.563, donde se define qué empresas pueden acceder al beneficio del programa ATP, y el cual detalla que serán beneficiadas aquellas firmas que hayan tenido una facturación inferior al 30%. “¿El 30% con respecto a qué? ¿Al 30 de junio? ¿A los meses previos? ¿Al mismo período de 2019?”, se inquietaron los privados, quienes se preguntan si la norma tomará la inflación del año previo.

Por caso, otro dirigente de CAT insistió en la necesidad de que se avance rápidamente con la reglamentación “adecuada de cada punto” de la ley de apoyo a la actividad turística, y exhortó para que la Ley de Emergencia establezca que el programa ATP sea directo para la actividad con una prórroga por 180 días, y para que aumente un 30% y no en forma de crédito, sino de subsidio.

A su turno, el titular de una gremial empresaria nacional manifestó la preocupación respecto de lo que debería descontarse de los impuestos a los débitos y créditos; mientras que un dirigente porteño reconoció que la ley sancionada es “la mejor que se pudo sacar”, y criticó: “Si bien la norma involucra a la gastronomía, no lo hace en forma directa sino como un actor más dentro del sector turístico nacional.” Al respecto, indicó que trabajarán para que en la reglamentación se consideré su rol e instó a que en un futuro se profundicé en la regularización de las comisiones de las aplicaciones de delivery.

Por su parte, desde Faevyt esperan que el capítulo afín a las cancelaciones, devoluciones y reprogramaciones no sufra ningún cambio en su redacción, y ponderaron que el documento ratifique el rol de intermediario de las agencias de viajes.

Ley de emergencia: preocupación común para CAT

Si bien varios de los artículos de la Ley de Emergencia no necesitan de una reglamentación ni tienen objeciones por parte del sector, uno de los grandes ejes que mantiene en vilo a las gremiales empresariales tiene que ver con el programa de Preventa Turística, que busca la recuperación del turismo argentino en pospandemia.

Entre los puntos que desde CAT intentan que se aclare sobresalen los montos máximos de los “créditos” futuro; las cuestiones de los reintegros; cómo se ejecutará el crédito fiscal, en caso de que así sea; si el lanzamiento será escalonado, primero para servicios que podrán ser usados a partir de enero 2021 y en otro tramo para ser “canjeados” a partir de marzo 2021; o si será prorrogable para compras a realizarse en el primer trimestre de 2021, entre otros.

Embed

En otro orden, desde la plana privada esperan que la reglamentación excluya de estos beneficios a las plataformas extranjeras como Booking y Airbnb, así como a las inmobiliarias por no pertenecer al universo de las empresas turísticas.

El eslabón más débil será auxiliado

“Los guías turísticos que no recibieron ayuda del Estado tendrán beneficios para enfrentar la crisis de la pandemia de coronavirus tras la reglamentación de la flamante Ley de Emergencia para el Sostenimiento y Reactivación del Turismo”, adelantó el diputado Ramiro Fernández Patri, quien detalló que un 20% de los guías de turismo no pudo recibir el IFE, el ATP o los créditos a tasa cero por tener otros ingresos, ser jubilados o trabajar de manera informal. "Ya hay consenso para corregir esas situaciones, como así también la de un grupo reducido de gastronómicos y trabajadores culturales, en la reglamentación de la ley", anticipó el funcionario.

Postea en tu Facebook

notas de tapa