coronavirus en argentina

Muchas personas están aisladas en hoteles porteños

Un joven que viajaba en ferry de Colonia a Buenos Aires informó a bordo que tenía coronavirus y todos los pasajeros quedaron en cuarentena. Aunque aún el resultado no es definitivo, se ordenó su aislamiento y trasladaron al resto de los pasajeros.

Esta madrugada y en un viaje de repartiación, un buque de la empresa Buquebus con 400 pasajeros a bordo que venía desde Colonia, Uruguay, fue retenido en el puerto de Buenos Aires luego de que un pasajero le informara al comandante que estaba infectado con coronavirus.

La situación generó pánico entre los presentes, y en un operativo contra reloj los pasajeros debieron ser trasladados a cuatro hoteles del microcentro porteño, siendo el Hotel Panamericano el establecimiento que más personas debió albergar.

Al respecto y tras un convenio con el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el establecimiento abrió sus puertas y puso a disposición sus habitaciones para 337 personas; aunque advirtió que no está en condiciones de brindar servicio de comida o sanidad. “Es competencia de la Ciudad de la Buenos Aires proveer los insumos básicos de higiene, salud y alimentación a los pasajeros”, sostuvieron desde el Hotel Panamericano, que reconoció que “no sabemos si se quedarán un día o 14”.

A la espera de los resultados de los análisis realizados en Buenos Aires para determinar si el joven tiene efectivamente coronavirus -tal como se le habría notificado en Uruguay, donde le hicieron el hisopado-, en caso que fuera positivo podría llegar a aplicársele una de las figuras más graves que contempla el Código Penal: ser imputado en los términos del artículo 202, que prevé “reclusión o prisión de tres a quince años” para "el que propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas”.

Por su parte y además de las consecuencias penales, la Ciudad de Buenos Aires no descarta tomar otras medidas de carácter patrimonial para inmovilizar bienes ante las posibles demandas civiles de las que podría ser objeto el acusado. Asimismo, no excluye que el imputado deba hacerse cargo patrimonialmente del costo del operativo del traslado, el alojamiento de los pasajeros, y los gastos de atención médica y alimenticios.

Dejá tu comentario