APERTURA DE ACTIVIDADES

San Isidro habilitó el sistema take away plus

San Isidro habilitó el take away plus: bancos al aire libre, a dos metros de distancia, para consumir los pedidos que se retiran de los locales.

El municipio bonaerense de San Isidro implementó el take away plus, un sistema que le permite a bares, cafés y restaurantes disponer de bancos al aire libre, separados entre sí a dos metros de distancia. El objetivo es permitir que los locales vendan sus menús y se puedan comer en el lugar, siguiendo protocolos y bajo estrictas medidas de bioseguridad que elaboró la Secretaría de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito. No se permiten mesas ni barras y no habrá venta de alcohol.

Cabe recordar que hasta el momento, los locales de gastronomía del municipio podían enviar sus pedidos a domicilio o prepararlos para que los clientes los retiren del lugar.

Al respecto, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, expresó: “Sin romper las medidas nacionales y provinciales vigentes, esta nueva modalidad sigue la línea del autocine; es decir ofrecer a los vecinos una salida recreativa que está regulada y al mismo tiempo descomprime la ansiedad y angustia del encierro de los últimos cuatro meses”.

Embed

REQUISITOS DEL TAKE AWAY PLUS.

De igual manera que otras actividades que se habilitaron en San Isidro, el take away plus tiene un protocolo detallado y a medida. Al respecto, Walter Pérez, secretario de Inspección, Registros Urbanos y Tránsito comunicó: “El municipio a través de esta secretaría tiene la facultad de ejercer el control del cumplimiento de las medidas para garantizar las condiciones sanitarias laborables en medio de la pandemia. Por eso nuestro cuerpo de inspectores sancionará o clausurará a las empresas y establecimientos que no cumplan con el protocolo municipal”.

Algunos de los requisitos que deberán cumplir los establecimientos son:

– Funcionar de 7 a 20 durante la semana y de viernes a domingo, de 8 a 0.

– El consumo podrá realizarse en el lugar, en espacios abiertos públicos y privados.

– El material que se use debe ser absolutamente descartable y se deberán desechar luego de usarse.

– No habrá elementos de uso común como aceiteras, saleras o servilleteros.

– Las cartas o menús tradicionales se deberán reemplazar por sistemas de código QR o letreros visibles, o cualquier modalidad que no implique manipulación.

– La distancia entre los comensales deberá ser de al menos dos metros.

– Los clientes no podrán ingresar al local.

– El local deberá asignar un responsable que evite aglomeraciones, diagramar el espacio donde se formarán las filas y proveer al personal de todos los elementos de protección individual.

Postea en tu Facebook

notas de tapa