HARD ROCK PUERTO MADERO

La apuesta de US$ 1 millón del presidente de Racing, Víctor Blanco

Abrió el Hard Rock Puerto Madero (Alicia Moreau de Justo 192), el cuarto establecimiento de la cadena estadounidense en el país, que arribó a la Argentina en 1995, con su flag ship de Recoleta, sobre el Buenos Aires Design.

“Creo que los negocios cumplen ciclos. Hay que ir innovando. Uno no se puede quedar con un negocio”, define Víctor Blanco sobre sus negocios, quien en su momento no dudó al, de un día a otro, bajar las persianas de emprendimientos gastronómicos que le habían dado grandes gratificaciones (como Cinema y La Madelaine), o devolverle a Cervecería y Maltería Quilmes la concesión del Patio Cervecero.

Volvió a hacerlo hace dos años: aprovechó la parálisis que vivió Puerto Madero durante las obras de construcción del Paseo del Bajo para cerrar Bice, uno de los más emblemáticos establecimientos del polo de restaurantes. Dueño del local, aprovechó ese paréntesis para renovar el espacio, pero con marquesina nueva: negoció una franquicia con el Hard Rock Café.

La inversión de Blanco y sus socios en este proyecto se acerca a US$ 1 millón, y calculan una recuperación del desembolso en un plazo de cinco a seis años. El restaurante, de 450 m², tiene capacidad para 250 personas y generará 80 empleos. Como es de rigor, está decorado con memorabilia de músicos locales e internacionales y tiene escenario para música en vivo, salón para eventos privados, bar con salida al exterior y dos terrazas con vista al río, además de un Rock Shop, la tienda de souvenirs que, según el benchmark internacional, representa cerca del 40% de la facturación de un local estándar.

Temas relacionados

notas de tapa